Los medios como cómplices de una democracia sin ciudadanos

Arturo Arriagada (Universidad Diego Portales de Chile) y Sebastián Valenzuela (Universidad de Texas) defienden en Politics without Citizens? Public Opinion, Television News, the President, and Real-World Factors in Chile, 2000-2005, publicado en el número de julio de The International Journal of Press/Politic, que las principales decisiones políticas, en cuanto pudiesen tener repercusión en la opinión pública, son negociadas por el poder político y los grandes medios de comunicación, con escasa incidencia de la ciudadanía. Los autores destacan el enorme poder desarrollado por las grandes televisiones chilenas y la manera en la que las opiniones de los ciudadanos son despreciadas por las élites políticas y mediáticas. Este mecanismo negociador, el otorgamiento de credibilidad y la gestión de la realidad publicada y las posibles reacciones de la opinión pública, han convertido a los medios de comunicación tradicionales en cómplices de los abusos del poder y del mantenimiento del status quo. Han determinado asimismo la imagen devaluada de los medios y los propios periodistas entre los ciudadanos en la actualidad.

Esta entrada foi publicada en cidadanía, comunicación política, periodismo, revolución conservadora, televisión. Garda a ligazón permanente.